Baires Digital El primer diario empresarial

COLUMNISTAS

CAMPOS DE URIBE Cabañas de Campo Convenio entre el Intendente hoy diputado Gustavo Arrieta y el Dr Daniel Akerfeld

Intendente Arrieta hoy diputado nacional.Campos de Uribe .El primer complejo turistico ecologico , con su habitat de fauna y animal protegido para spa de personas y sus animales , hospedaje y futuro salon de eventos campestres en el hermoso pueblo de Uribelarrea .

25/09/2016 - COLUMNISTA: *Columna Profesional Economica-Juridica Internacional

Donde el tiempo se detuvo

En Uribelarrea, cerca de Cañuelas, pulperías, quesos y recuerdos

El pueblo de Uribelarrea posee calles de tierra polvorientas que protegen acacias y fresnos; siestas de sol con perros que ladran incansablemente; gansos, gallinas, caballos, bicicletas, y casi nada de autos, todo perfumado por el olor del pan recién horneado de la panadería pintada de amarillo.

Algún loco manso descansa su modorra en la plaza octogonal o en alguna de las ocho calles convergentes o cuatro diagonales, resultantes del trazado original diseñado por el ingeniero arquitecto Pedro Benoit, el mismo que dibujó La Plata.

A 50 minutos de Buenos Aires y a 15 de Cañuelas, este pequeño pueblo rural e histórico, fundado por don Miguel Nemesio de Uribelarrea en 1890, asoma al turismo con pulperías, restaurantes, fiambres, quesos y cervezas artesanales.

Pero hubo un tiempo, cerca de los años 30, en el que Uribelarrea poseía cinco almacenes de ramos generales y cuatro escuelas; había clubes y bailes de gala; pasaba el tren lechero y otros 34 servicios diarios, y funcionaban cerca de 100 tambos, en su mayoría emprendimientos familiares de vascos e italianos que emigraron al país tentados por su prosperidad.

Uribe, como lo llaman los parroquianos, se fundó antes de la llegada del ferrocarril, que comenzó a funcionar en 1892: cuando pitó la primera locomotora frente a la flamante estación. En el pueblo, ya existían 19 casas con su parroquia Nuestra Señora de Luján, de estilo neogótico. Del antiguo poblado netamente tambero queda poco (...) ; también sigue en pie la Escuela Agrotécnica Salesiana Don Bosco, una de las primeras de América latina, que ofrece quesos y chacinados elaborados por los 350 alumnos y docentes. En la entrada del pueblo, el Museo de Máquinas y Herramientas Rurales Leopoldo Rizzi exhibe una importante colección de máquinas y herramientas antiguas los fines de semana.

El sabor del tambo

Con toda esta mística y algunas facilidades por parte del municipio de Cañuelas, Uribelarrea fue elegido por microemprendedores para instalar establecimientos de productos artesanales. Tal es el caso del Tambo Caprino Valle de Goñi. Allí, Horacio Martínez y su mujer, Regina, cuidan 100 cabras Anglo Nubian multipropósito y realizan sus especialidades. Además de almorzar o tomar el té y comprar los exquisitos productos --dulce de leche, licor y quesos de cabra elaborados al estilo argentino, tipo sardo, provolone, entre otros--, los dueños ofrecen una visita didáctica. Por otra parte, con antiguas recetas italianas y españolas, el ingeniero agrónomo Miguel Carello elabora y vende sopressatta siciliana, salametti, longaniza calabresa, entre otros embutidos de Pueblo Escondido. Carello es también jefe de producción de la Escuela Don Bosco, donde además de los chacinados y quesos, se crían y venden huevos de gallinas ponedoras, conejos, pollos parrilleros... El especialista de Pueblo Escondido utiliza especias, máquinas manuales, carne de frigoríficos de la zona, nada de conservantes químicos ni aditivos. En el local se puede ver la elaboración de los embutidos o su maduración en ambientes con temperatura controlada, y además se realizan degustaciones.

Antes del retorno, es posible observar cómo el sol se apaga desde las mesas de la cervecería, canturreando y al trote de los caballos que arrean el ganado hacia los corrales.

Silvina Beccar Varela

Fuente:  www.bairesdigital.com

Publicado por Uribelarrea

El espíritu gaucho aún le aporta energía a Uribelarrea

Nacido por impulso de las chacras tamberas que proliferaban en la zona, atravesó épocas de crisis y hoy vuelve a surgir de la mano de la inversión turística

 

URIBELARREA

.- ¿Cuál es ese tono que hace a este pueblo tan especial? Es posible que sea porque reservó para sí un aire gaucho y centenario que la modernidad tuvo que respetar. Quizá sean esos muros de la estación que cuentan historias de acarreos y despedidas, con ladrillos que miríadas de lluvias lavaron, quizá sea por las hojas caídas entre las cansadas vías del tren, quizá por los altísimos eucaliptos que "murmuran" mientras dan sombra.

O puede ser que el responsable del misterio sea el extrañísimo cementerio, de artística reja de entrada, vacío, sin nadie que lo habite y apenas quien lo visite. Aunque esto último no lo podemos afirmar, ya que ¿habrán migrado las ánimas cuando se desalojó el lugar y quedó apenas una bóveda, vacía también?

Uribelarrea nació de las chacras tamberas, allí en la provincia de Buenos Aires, a 16 kilómetros de Cañuelas. En 1889, cuando corrían los tiempos de Domingo F. Sarmiento, Miguel Nemesio de Uribelarrea donó parte de sus tierras para establecer una colonia que fue fundamentalmente lechera. Fue una actividad que en su apogeo (años 30 y 40 del pasado siglo) reunía una cincuentena de tambos. Hoy hay aún algunos que además producen quesos y dulces de leche.

Por su parte, en 1894 los padres salesianos fundaron la Escuela Agrotécnica Don Bosco, primera de ese tipo en el país, que hoy sigue en funciones.

En Uribelarrea -Uribe para los íntimos- se puede hablar de fundación y refundaciones. La primera sin duda es la que le dio el nombre al lugar. Como se dijo, Miguel de Uribelarrea fue responsable de ello, y además erigió en 1890 la iglesia neogótica en honor a su esposa.

Esta construcción es neogótica pero tiene una curiosa longitud para ese tipo de iglesias; en este caso, la nave (distancia entre la entrada y el altar) no llega a una veintena de metros. La belleza del diseño está replicada en la espadaña y los pilares que la rodean.

En esta iglesia, el cineasta Alan Parker filmó la recordada secuencia del entierro del padre de Evita, Juan Duarte. Además, Uribe fue escenario de la película Juan Moreira y muchas otras.

La otra fundación

Ahora se puede hablar de otra fundación. Desde hace un tiempo, inversores, turistas y nuevos habitantes fueron atraídos por este pueblo. Un complejo de restaurantes ya establecidos y otros que se anuncian, junto con algunas posadas, dieron otra vida al lugar, respetando puntillosamente el aire cansino y posibilitando el andar de las volantas. Empezó como zona tambera y con ese sello se quedó. Por eso, por alguna calle se puede encontrar al tamberito arreando las vacas (con boina vasca, claro).

Uribe muestra continuamente signos sin develar de una pampa misteriosa, que es seguramente lo que atrae tanto. Porque, como ya se sabe, el misterio no hay que develarlo, simplemente sentirlo.

Por Carmen Verlichak

Para LA NACION

Ficha técnica

Nombre: Uribelarrea.

Ubicación: en el este de la provincia Buenos Aires, a 16 km. de Cañuelas y 80 de la Capital Federal, sobre la ruta nacional 205.

Origen: se fundó en 1889, por influjo de las chacras tamberas que proliferaban en la zona, en tierras donadas por Miguel Nemesio de Uribelarrea.

Fuente: : http://www.lanacion.com.ar

Sábado 30 de setiembre de 2006 Campo

0 comentarios

Publicado por Uribelarrea

Uribelarrea, un oasis muy cerca de la ciudad

Con sus casas centenarias, sus diagonales, su pintoresca iglesia y su variada oferta, Uribelarrea se presenta como el lugar ideal para quienes buscan un lugar tranquilo.

 

Es un pequeño y pintoresco poblado de 900 habitantes, Su principal atractivo reside en una plaza, una iglesia y un caserío que perdura intacto desde 1890, conviviendo con una diversa oferta gastronómica.

 

El pueblo se originó en 1889 cuando el rico hacendado Miguel Nemesio de Uribelarrea (presidente de la Municipalidad de Buenos Aires durante el gobierno de Sarmiento) donó una fracción de sus tierras para fundar una colonia agrícola.

 

Rápidamente se convirtió en un importante polo lechero que tuvo su esplendor en los años '30 y '40, cuando contaba con más de 50 tambos manuales y varias queserías.

 

En el acceso al pueblo se encuentra la estación ferroviaria en uno de cuyos galpones funciona el Museo de Herramientas "Leopoldo Rizzi".

 

La plaza principal de Uribelarrea fue diseñada en 1889 por el Arq. Pedro Benoit. Tiene un raro diseño octogonal, de estilo francés, de la que parten cuatro diagonales.Alrededor de la plaza se conserva el primitivo núcleo urbano.

 

Entre los edificios se destaca "El Palenque", un almacén construido hacia 1890, que también funcionó como depósito de sal para los saladeros de la zona. Actualmente es un bar y casa de comidas.

 

A pocos metros, sobre la calle Azcuénaga, se ubica otra vivienda centenaria donde funcionó el telégrafo y un destacamento policial y siguiendo un poco más se llega a una antigua cancha de pelota.

 

También en este sector se encuentra la Iglesia Nuestra Señora de Luján, de estilo neo gótico, inaugurada el 18 de diciembre de 1890. En su interior se conservan vitraux originales y algunos agregados de 1996 para la filmación de la película "Evita", de Alan Parker.

 

A tres km del centro urbano se encuentra la Escuela Agrotécnica Salesiana Don Bosco. Inaugurada el 28 de enero de 1894, fue la primera escuela agrícola de la Argentina. En el lugar también funciona una proveeduría en la que se venden productos elaborados en el lugar(quesos, dulce de leche, huevos, miel, mermeladas, pickles, berenjenas en escabeche, aceitunas en salmuera, yerba y vinos) producidos por los alumnos de las escuelas salesianas de Uribelarrea, Mendoza y Misiones.

 

Otra de las interesantes opciones que ofrece Uribelarrea es el Valle de Goñi, un establecimiento dedicado a la cría de cabras y también casa de té. En el lugar se puede adquirir un exclusivo dulce de leche producido con leche caprina.

 

A unos 300 metros del límite del pueblo, si se sigue el ramal ferroviario que se dirige en dirección a Lobos, se hallará un bellísimo túnel de árboles que se cierra sobre las vías.

 

UN PUEBLO DE PELÍCULA

 

La fisonomía de Uribelarrea, las callecitas de tierra, la sucesión de casonas centenarias con ladrillos a la vista asentados en barro, la quietud con aroma de siesta, convierten a Uribelarrea en una interesante locación para la filmación de películas.

 

Entre otros films, se rodaron "El milagro de Ceferino Namuncurá" (Máximo Berrondo, 1971); Juan Moreira (Leonardo Favio, 1973); La Película (José María Paolantonio, 1975); Los crápulas (Jorge Pantano, 1981); Boda secreta (Alejandro Agresti, 1988); Evita (Alan Parker, 1996); "El hombre que capturó a Eichmann" (1997); las novelas "Amor sagrado" y "Ricos y famosos", así como numerosos cortometrajes y publicidades.

 

Fuente: http://www.infocanuelas.com/