Baires Digital El primer diario empresarial

POLÍTICA

Macri les pidió ayuda a los industriales y le agradeció a la oposición por acompañar la gobernabilidad

Durante los casi veinte minutos que duró el discurso, no recibió aplausos. El centenar de industriales que seguía en silencio las palabras de Mauricio Macri lo hacía con gestos adustos. Algunos con los brazos cruzados.

06/09/2018

Visiblemente apesadumbrado, en línea con los meses dramáticos que el propio jefe de Estado reconoció en el mensaje del lunes, se pegó en el pecho dos veces sobre el final e hizo sonar los micrófonos. "Lo tenemos que sentir acá en el corazón", pidió con los ojos más cargados que lo habitual. Ahí sí, los industriales se pararon y aplaudieron.

"Es un momento muy difícil, poner la cara acá es muy útil. Lo conozco hace mucho tiempo: se lo ve cansado", le aseguró a este medio uno de los empresarios más importantes del país mientras Macri dejaba el complejo Golden Center, en Parque Norte, tras cerrar la 24 conferencia de la Unión Industrial Argentina.

Antes de dejar el escenario, el Presidente se rodeó de Miguel Acevedo, presidente de la UIA, y de Alberto Álvarez Saavedra, presidente de la conferencia industrial. Según pudo saber Infobae, les pidió ayuda para la discusión del presupuesto 2019 -que el Gobierno deberá girar al Congreso a mediados de mes- y colaboración en la negociación con las provincias.

"Vi un pedido de ayuda muy sincero", comentaba el dueño de un laboratorio de primera línea.

Macri, que tuvo a cargo el cierre del encuentro industrial en el que a la tarde había participado el ministro Dante Sica -en el día de su cumpleaños y horas después de heredar otros dos ministerios-, no solo pidió ayuda a los industriales para atravesar la "transición", a la que volvió a referirse por segunda vez en cuestión de horas como una "emergencia".

También agradeció a la oposición por cuidar "la gobernabilidad". 72 horas después de las incesantes reuniones en Olivos que dejaron a la coalición de gobierno en un escenario de fragilidad política. "Basta de creer que es cuestión de nombres o de formas. Tenemos que hacer los deberes", tiró el mandatario para tratar de relativizar las duras discusiones del último fin de semana.

"Queremos que por primera vez la Argentina tenga un presupuesto equilibrado. Y no solo por un par de años: para siempre. Así que les digo, ¡bienvenidos! Bienvenidos a sentarse y batallar para que arreglemos este tema de raíz", dijo primero. Y siguió por la política. "También quiero agradecerle a todos los dirigentes políticos, no solo de Cambiemos, si no de todos los partidos que acompañan la gobernabilidad porque ponen a los argentinos por encima de los intereses personales. Este es un momento histórico, único. Es momento que demostremos que tenemos las agallas, la convicción, la fuerza y el temple para cruzar al otro lado", resaltó.