Baires Digital El primer diario empresarial

CANNING

CANNING Col. Dr Akerfeld Refugio de campo a minutos de la ciudad Ubicado entre los kilometros 4 y 9 de la ruta 58, el corredor Canning San Vicente

Se consolida como uno de los circuitos más dinámicos y originales del mercado. A esta altura de su desarrollo es necesario fraccionarlo en dos partes para conocer todas sus oportunidades. 

28/02/2017

El Corredor Verde (Canning-San Vicente) se consolida como uno de los circuitos más dinámicos y originales del mercado. A esta altura de su desarrollo es necesario fraccionarlo en dos partes para conocer todas sus oportunidades. La primera, más urbana, se nuclea en Canning, pujante localidad que comparten los partidos de Ezeiza y Esteban Echeverría. Luego, adentrándose en la ruta 58 hasta el histórico pueblo de San Vicente, se desarrolla una segunda parte del circuito: más verde y natural, con verdadera sensación de campo y todas las comodidades. Son 10 kilómetros de amplios paisajes, con emprendimientos de identidad propia y opciones para todos los gustos y presupuestos.

La zona que fuera ideal para fines de semana reparadores, ahora experimenta un boom constructivo de casas en casi todos sus barrios inaugurados. “Por el valor de un departamento a estrenar en la ciudad, acá se pueden comprar viviendas de más de 100 metros cuadrados con jardín y bajas expensas”, propone el comercializador local Damián Garbarini. Malibú (sobre el km 11) es uno de sus casos emblemáticos. Luce 90 flamantes casas mientras se construyen otras 25, gracias a su reciente escrituración, financiación y bajos costos de mantenimiento.

Otro náutico ineludible es El Lauquén (km 10). Su lago de cuatro hectáreas con playas de arena y flanqueado por vistosas propiedades es una de las postales más reconocibles del circuito. Completo, familiar y deportivo, vende sus últimos lotes y viviendas. Los mismos desarrolladores construyen el vecino Principado de San Vicente, una ambiciosa ciudad náutica con lagos y canales navegables. Un imponente house y las primeras 40 casas van dibujando los trazos de un barrio que promete.

El Grupo Giu, referente desarrollista de la zona (Canning Design y Plaza Central) presenta dos barrios. Don Joaquín (km 9) es una prolija urbanización sobre 45 atractivas hectáreas, con dos hectáreas de bosques añosos para disfrutar. Tiene todos los servicios (cloacas, agua corriente, gas, asfalto, tecnología IP) y completa infraestructura social y deportiva. Casi 30 viviendas ya pueblan su paisaje. Laguna del Sauce (rutas 6 y 210) sorprenderá a los visitantes con su geografía. Una laguna cristalina con 20 especies de peces, muelles, playas y puro campo lo definen. Lanzado en 2009, se entregará en los próximos meses. Terrum, comercializadora del grupo, decidió cotizar y vender los lotes de ambos emprendimientos en pesos y en cuotas.

Otra opción son los barrios desarrollados por Caputo Hermanos con el sistema Fideicomiso INCO (Inversiones al Costo), con más de 2.000 suscriptores activos. Son cinco barrios en diferentes etapas, entre los km 12 y 16. Todos con lagunas, buena infraestructura social y deportiva, seguridad y servicios subterráneos. Santa Rita, Santo Domingo y Cruz del Sur están terminados y en uso, y restan Horizontes al Sur y San Lucas. Son accesibles en precios y expensas, que no llegan a los $ 1.000.

Muy cerca (km 14,5) se construye otro gigante de la zona con futuro promisorio: Tiempos de Canning. Se desarrolla por etapas y contará con cuatro barrios: Veris (entrega a fin de año), Lacus (en 2013), Vicus y Aeris (en obra). Tendrá expensas moderadas (calculadas en $ 800) y una completa propuesta residencial con todos los servicios y espacio para centro comercial, oficinas y condominios.

Más adelante, en el km 18, se ubica San Eliseo, la refinada propuesta del corredor, con núcleo en el golf y detalle en todas sus instalaciones. El barrio vivió, este último año y medio, una reactivación de inversión privada, con numerosas casas nuevas, las obras finales de un hotel 5 estrellas y un proyecto vecino (Lagos de San Eliseo) vendiendo sus últimos lotes.

Al final del circuito, Fincas de San Vicente (km 20) representa el desarrollo y potencial de la zona. Con seis años de vida, el mega de 625 hectáreas tiene una vistosa colección de 150 casas grandes (300 metros de promedio). Sus tres barrios terminados tienen sólidas instalaciones (house, deportes, golf homologado) y se vende con amplios planes de financiación.clarin